sábado, 3 de noviembre de 2007

Bicicletas for anybody and everywhere

Hemos estado buscando información sobre el transporte en bicicletas, en algunas ciudades europeas. Enfocandolo desde el punto de vista de los diferentes sistemas de implantación. Os mostramos un poco de lo que hemos visto. Hemos encontrado interesante la web chilena Plataforma Urbana de donde rescatamos parte de la información que os mostramos.




En la foto se puede apreciar una estación de bicicletas de la ciudad Noruega de Oslo. El sistema básicamente consiste en lo siguiente:

1. Una tarjeta que contiene todos tus datos personales. Y que puede comprarse por Internet.

2. En la estación más cercana, introduces la tarjeta y la máquina te indica que bicicleta sacar.

3.Pedaleas hasta la estación más cercano de tu lugar de destino y la colocas en uno de los lugares libres.
Una luz roja te indicara que la bicicleta se encuentra asegurada y ya esta.

Este sistema se esta implementando en ciudades de Noruega, Suecia esencialemente. La idea es ampliar el servicio que entregan a las diferentes ciudades a cambio de publicidad (el sistema ha sido implantado por una empresa publicitaria). Las bicicletas se pueden ocupar por tres horas máximo pero una vez devuelta puedes ocupar inmediatamente otra. En cuanto al horario de entrega, este va desde las 6 de la mañana hasta medianoche pero las puedes devolver más tarde. La tarjeta dura un año.




Esta otra fotografía representa un sistema diseñado por la empresa alemana de ferrocarriles Deutsch Bahn.
Esta presente en ciudades como Berlín, Colonia, Frankfort y Munich, el servicio permite alquilar una bicicleta con una simple llamada. Este nuevo servicio se basa en la aplicación de nuevas tecnologías.

El fincinamiento se basa en un concepto nuevo llamado “Call a Bike” y son bicicletas que las desbloqueas llamando desde tu movil a la central . Es decir, te encuentras con una, la desbloqueas, pedaleas a tu destino y la dejas luego de llamar nuevamente a la central. La ventaja es que no tienes que buscar una estación de bicicletas como en el sistema anterior sino que la tomas y la dejas en cualquier parte del centro de la ciudad. Están en todos lados y si no encuentras una, llamas y te indican donde está la más cercana. El proceso de desbloqueo es sencillo, el cliente llama al número que figura en el candado e introduce el código, que también aparece en la pantalla del candado. En segundos, recibe un código numérico que le permite desbloquear la bicicleta. Cuando la termina de usar, el cliente podrá dejarla, bien asegurada a algún objeto fijo y cerca de alguna esquina céntrica; luego llama a Calla Bike para informar sobre la devolución. El alquiler cuesta € 0,07 por minuto, pero no más de € 15.00 por 24 horas, que se cargan a la tarjeta de crédito o débito del usuario. Call a Bike es un servicio que tiene actualmente 4.250 bicicletas en circulación.

En el caso de París también se hizo una fuerte apuesta por el transporte en bicicleta donde se ha puesto un autoservicio de 10.600 bicis de alquiler desde el 15 de julio con la meta de duplicar los desplazamientos sobre dos ruedas. A fin de año el ayuntamiento de la capital francesa espera tener a disposición de los ciudadanos más de 20.000 bicis en libre servicio. El dispositivo, bautizado Vélib posee 750 puntos dentro de la ciudad.
La ambición de las autoridades municipales es duplicar en un año el número de desplazamientos urbanos con este medio de transporte: pasar de 150.000 a 300.000, el 4% del total.

Nota: Si os interesa consultad también algunos estudios de movilidad como aquí.